Portal de Noticias

Resumen y balance de todo lo realizado en el 2020 en el Instituto de Ciencias Humanas de la UNVM.

La decana del Instituto Académico Pedagógico de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Villa María, Lic. Daniela Dubois, realizó un resumen y balance de lo que fue el 2020 en relación a la pandemia y la modalidad virtual de la actividad académica, laboral, de investigación y extensión en el IAPCH.

Habiendo finalizado el año lectivo, ¿Cómo analizás lo realizado dentro del Instituto de Humanas de la UNVM?
Sin lugar a dudas fue un año más que complejo que nos desafió como comunidad universitaria en la búsqueda de nuevas modalidades y estrategias para poder dar continuidad de la mejor manera posible al año académico. El balance, a pesar de las dificultades que fueron surgiendo, es más que positivo, fundamentalmente por el compromiso y gran esfuerzo puesto de manifiesto por cada uno de los claustros (estudiantes, docentes, nodocentes), dónde cada aporte, desde lo colectivo y el trabajo en equipo, permitió sostener la actividad académica en la virtualidad, continuar avanzando con los proyectos de investigación, incluso generando convocatorias específicas en el marco de la pandemia, y concretar diferentes actividades de extensión.

¿Cuáles fueron los mayores desafíos que tuvieron que sortear? ¿Y cuáles los principales logros?
El marco de excepcionalidad pedagógica nos puso frente al gran desafío de buscar las estrategias para brindar continuidad a los procesos de enseñanza-aprendizaje apoyándonos en la virtualidad. Si bien muchos docentes utilizaban el Campus Virtual como herramienta de apoyo a sus clases, la situación de aislamiento social preventivo y obligatorio a fines de marzo nos puso en una carrera a contrarreloj para poder continuar con el dictado de los distintos espacios curriculares, a través del Campus Virtual de la UNVM y apoyándonos en diferentes plataformas como Google Meet y Zoom.

Fue clave el acompañamiento brindado por el equipo de la Secretaria Académica del Instituto, como así también la de Rectorado, y el enorme trabajo brindado por el equipo de tutores. Se generaron múltiples capacitaciones y guías tutoriales tanto para estudiantes como para docentes.

Se logró sostener la actividad académica y la toma de exámenes en la mayoría de los espacios curriculares, salvando aquellos en los que sus características son eminentemente prácticas y vieron dificultado el abordaje de determinados contenidos o la toma de exámenes bajo la modalidad virtual.

En este año de pandemia haber implementado el primer año de la Licenciatura en Enfermería y al mismo tiempo que estudiantes de la carrera de Medicina iniciaran su Práctica Final Obligatoria (PFO), adquiere una relevancia particular.

Hicimos también una fuerte apuesta concretando la apertura de la primera cohorte de la Especialización en Tecnologías de la Información y la Comunicación para la Enseñanza en Educación Superior; y de la segunda cohorte del Doctorado en Pedagogía, ambas carreras anteriormente presenciales, pero pudimos implementarlas en la virtualidad.

También, logramos brindarle continuidad a múltiples actividades de extensión de manera virtual. Más de 180 personas se formaron en nuestro Programa Universitario de Idiomas Clásicos y Modernos (PUICYM) y  380 en la Diplomatura en Educación Sexual Integral articulada con el Instituto de Extensión. Se concretaron, las Jornadas de Investigación en Artes, las Jornadas de Educación Estadística (conjuntamente con el Instituto de Básicas y Aplicadas), y demás propuestas como conversatorios, ciclos de conferencias, talleres, seminarios, entre otros.

¿Cómo fue la vinculación con la comunidad de las carreras de Salud desde la Investigación y Extensión, en relación a la pandemia?
Desde la Secretaría de Investigación y Extensión nos propusimos crear un programa, que denominamos PIEE (Programa Integral Estratégico Especial) sobre la problemática COVID. El mismo logró implementarse, con trece proyectos aprobados e integrados en programas específicos en áreas de la salud, la educación y el arte y cultura, vinculando la investigación, la extensión y docencia.  Fue realmente de destacar la amplia participación de docentes, estudiantes y graduados que se sumaron a través de los distintos proyectos, abordando las temáticas de la educación en los distintos niveles, el arte y la cultura en tiempos de pandemia.

Particularmente, desde las carreras de salud, se implementó el Programa denominado: “Estrategias de prevención y control de Covid-19 en la ciudad de Villa María”, dirigido por la Prof. Carina Porporatto y codirigido por la Prof. Claudia Guerrero. Entre sus proyectos, y sólo por mencionar uno de ellos, se indagó sobre Seroprevalencia de Covid-19 en personal del equipo de salud de la ciudad de Villa María, tema sumamente relevante para nuestra comunidad y el sistema de salud local.

¿Qué acciones se llevaron a cabo en este aspecto?
Cada uno de los proyectos, pertenecientes a los PIEE, fue concretando diferentes acciones de vinculación con la comunidad, según los objetivos que se fijaron oportunamente.

Es importante mencionar, en este sentido que junto a la Secretaría de Bienestar y el Instituto de Extensión de la Universidad nos presentamos a una convocatoria denominada PUPLEC (Programa Universidades Por La Emergencia Del Covid-19), desde donde se sumaron una gran cantidad de actividades implementadas por numerosos estudiantes y docentes voluntarios (talleres, actividades de prevención, apoyo a poblaciones vulnerables, entre otras) de diferentes carreras.

En este marco un gran número de estudiantes, principalmente de la carrera de Medicina, se sumaron como voluntarios para desarrollar tareas en el COE y en el Hospital Pasteur.

La universidad pública tiene el deber y la responsabilidad poner a disposición sus recursos a la comunidad a la que pertenece. En situaciones como la que nos toca vivir, ese compromiso y esfuerzo debe redoblarse, aportando su caudal de conocimiento, poniendo la investigación al servicio del pueblo, de las demandas más urgentes, propiciando el voluntariado universitario. El diálogo e interacción entre docencia, investigación y extensión es fundamental para propiciar verdaderas transformaciones.

Por ejemplo, recibimos desde el Municipio de Villa Nueva, una demanda concreta, a través del Observatorio de Políticas Públicas del Instituto de Sociales, para implementar un proceso de orientación vocacional con jóvenes que culminaban sus estudios secundarios. Inmediatamente, desde la coordinación de la carrera, docentes y estudiantes se pusieron a disposición y pudieron dar respuesta a lo solicitado.

Otra muestra de ello, será la activa participación que tendrá próximamente la Universidad en la campaña de vacunación contra el COVID. La Universidad estará poniendo a disposición, y en articulación con el sistema de salud, sus instalaciones y recursos. Docentes y estudiantes de Medicina y Enfermería tendrán una participación activa, como así también el apoyo logístico de demás docentes, trabajadores nodocentes y funcionarios.

A pesar del contexto, ¿pudieron graduarse estudiantes este año?
La posibilidad que surgió cuando el Consejo Superior aprobó que los exámenes pudieran desarrollarse de manera virtual, permitió que una gran cantidad de estudiantes pudieran presentar sus trabajos finales de grado. Sinceramente, nos vimos gratamente sorprendidos y celebramos por los más de 150 estudiantes que se graduaron en este tiempo de pandemia. Fue notable para el Instituto también quienes pudieron finalizar sus estudios en el marco del “Plan de Terminalidad” desarrollado por nuestro Instituto. Este plan permitió fundamentalmente que aquellos estudiantes que cursaron oportunamente sus carreras de Humanas en los CRES pudieran graduarse.

En muchos casos, el contexto de excepcionalidad y sus exámenes virtuales, se constituyeron en una oportunidad que muchos estudiantes supieron aprovechar.

¿Cuáles son los desafíos y proyecciones para el 2021?
El 2021 seguramente nos demandará nuevos desafíos. El principal es la incertidumbre que aun reina en torno a la evolución de la pandemia y las posibilidades/limitaciones que tendremos.

Por un lado, contamos con algunos espacios curriculares que no han podido desarrollarse plenamente durante el 2020, no pudiendo abordar algunos contenidos, por las características de los mismos. Espacios curriculares de las Carreras Licenciatura en Composición Musical con Orientación en Música Popular, de la Licenciatura en Diseño y Producción Audiovisual, como así también espacios curriculares de Medicina o Terapia Ocupacional, no pudieron cerrar regularidades o tomar exámenes. Estamos trabajando, junto a las coordinaciones de carrera y los docentes para generar las condiciones y posibilidades para poder cerrar regularidades en esos espacios curriculares e incluso tomar exámenes. De esta manera, no trabar el avance académico de nuestros estudiantes.

Tenemos, también, el gran desafío del comienzo de nuestras dos primeras carreras bajo la modalidad a distancia. Ellas son la Licenciatura en Interpretación Vocal con Orientación en Música Popular y la Licenciatura en Gestión Educativa. Ambas son ciclos de complementación curricular y en las cuales estamos recibiendo una fuerte demanda. Son los primeros pasos en la educación a distancia que damos en el Instituto y son fundamentales para luego poder ir ampliando nuestras propuestas en esta modalidad.

Tras la aprobación de la continuidad del Centro de Investigación y Transferencia (CIT) CONICET-UNVM para desarrollar tres nuevas áreas de investigación en Ciencias de la Salud, Educación y Arte y Cultura, el Instituto de Humanas se proyecta con grandes posibilidades de radicar investigadores de CONICET vinculados a nuestras carreras, jerarquizando la investigación en el Instituto y permitiendo potenciar lo que ya se venía realizando.

¿Cómo se piensa el 2021 en relación a la virtualidad/presencialidad?
Estamos expectantes de la evolución de la pandemia. Por el momento nos estamos preparando, tal como lo aprobó el Consejo Superior en su última sesión, para poder tomar exámenes presenciales en aquellos espacios curriculares que no han podido tomar durante el 2020, como así también generar las condiciones para que aquellos espacios curriculares que no han podido cerrar regularidades y requieran de la presencialidad para poder hacerlo, puedan programar un retorno gradual a las aulas.

Es decir, estamos pensando en un retorno gradual, escalonado, donde se prioricen aquellos espacios curriculares en los cuales se dificulte el desarrollo de los procesos de enseñanza aprendizaje a través de la virtualidad.

En esta toma de decisiones es central el diálogo permanente de los distintos claustros, los gremios y las secretarías del rectorado como la Académica y la de Planificación Técnica, Servicios y Mantenimiento.

Finalmente, quiero agradecer sinceramente a cada docente, a cada trabajador nodocente, a cada estudiante, a los coordinadores de carrera, tutores, miembros de los consejos, compañeros de gestión y diferentes actores universitarios quienes realizaron un gran esfuerzo durante este año en el marco de la excepcionalidad. Espero que el año próximo nos encuentre con las energías y las esperanzas renovadas para seguir construyendo la universidad pública, inclusiva y de calidad que nuestra ciudad y región se merecen.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
I.A.P.C. Humanas
Hola
¿En que podemos ayudarte?
Ir al contenido